MI RUTINA (MINIMA) DE MAQUILLAJE SIN TÓXICOS

Cada vez me hago más fan de aplicar en mi vida el archiconocido “menos es más” de mi admirado Mies Van der Rohe. No es fácil, para nada, de hecho aún hay campos en los que no soy capaz de aplicarlo del todo, pero ahí ando, consiguiendo cada vez más deshacerme de lo superfluo, tanto física como emocionalmente.

Ya he subido al blog algunos de mis productos de uso diario (te los dejo aquí y aquí por si quieres echarles un ojillo), pero me faltaba contarte que productos de maquillaje son los que desde hace algunos meses forman parte de mi neceser.

A estas alturas ya sabrás que intento usar productos sin químicos tóxicos de esos que son totalmente innecesarios y que casi todas las marcas se empeñan en endiñarnos. Yo, con lo fanática que he sido de todo tipo de potingue… ¡Ay! Cuánto cambiamos (por suerte) a lo largo de nuestra vida.

Aquí tienes la lista que GreenPeace realizó para enumerar los tóxicos más utilizados en cosmética.

Han sido meses, ya años, de leer mucho sobre el tema y de darme cuenta de que eliminar toda esa mierda en la medida de lo posible me haría un gran favor a la larga, así que estoy verdaderamente feliz por ir encontrando poco a poco productos que hacen la misma función y que no me están llenando el cuerpo de caca tóxica. ¿Se pueden evitar al 100%? No, obviamente no, y tampoco pretendo volverme loca ni estresarme con el tema, pero intento cambiar aquello que está en mi mano y que me resulta fácil de aplicar a mi vida diaria.

Hace unos años tenía una cajonera llena (llenita) de maquillaje convencional: 6-7 bases de maquillaje ordenadas por tonalidades para usar en función de los meses del año, 24 coloretes, 50 lápices de ojos en más tonos que una caja de Faber Castells, 5 eyeliners negros para no verme desaviada, 40 labiales incluyendo tonos que me sentaban como el culo, más de 100 sombras de ojos… Y un sin fin más de productos como primers, fijadores de maquillaje, perfiladores, máscaras de pestañas, etc. Muy útil todo, si…

Entiendo a todas las chicas que adoran coleccionar maquillaje, yo también tuve mi época como puedes ver, pero llegó un momento en el que me di cuenta que absolutamente SIEMPRE salía maquillada de la misma forma: un poco de base de maquillaje, colorete, raya negra del ojo y en función del día, un toque de máscara de pestañas. Miraba mi cajonera y decía, jolín, que colección tan chachi me está quedando, pero no salía de la sombra de ojos marrón para difuminarme el khôl negro.

Con mi última y gran mudanza decidí deshacerme de todo. Tenía que ser coherente y honesta conmigo misma; hacía mucho que no usaba eso y que mi filosofía de vida estaba tirando por otro sitio, mucho más sencillo y sin tantas necesidades potinguiles.

Me quedé con 4-5 cosas contadas de la cajonera para usar en aquellas ocasiones en las que me apeteciera ir diferente, pero decidí comprarme los básicos que usaba más a menudo en su versión sin tóxicos y sin demasiada porquería añadida. Tampoco soy de maquillarme la piel a diario, así que sabía que la inversión merecería la pena porque los productos iban a durarme bastante tiempo. Yo lo compré todo en la página web Ecco-verde, pero imagino que podrás encontrarlos también en otros sitios.

Te dejo lo que yo uso actualmente cuando me maquillo y su lista de ingredientes por si te interesa el tema de la cosmética natural. Yo estoy encantada con el cambio, ¿te animas?

“Sublime BB Cream” de PureBIO:

Este es el único tipo de “base” de maquillaje líquida que me gusta utilizar, con textura ligera, que no me ahogue la tez ni me deje sensación pegajosa al aplicarla. Mi piel grasa no tolera las bases excesivamente cubrientes que dejan ese molesto halo de pesadez, así que busqué un producto que fuese fácil de aplicar, con una cobertura media y natural que simplemente me unificase el tono y me diera buen color y textura sin dejar excesivo “efecto maquillaje”.

A mi me gusta aplicarla con las manos, mezclada con un poco de crema hidratante para que el efecto sea aún más natural. Tiene FPS 10 y es vegana, además me encanta que sea no comedogénica y que tenga testado el nivel de níquel.

Presentación: Tubo de 30 ml.

Precio aproximado: 13 euros

Ingredientes: Salvia Sclarea Flower/leaf/stem Water (Salvia Sclarea (Clary) Flower/leaf/stem Water), Squalane, Octyldodecanol, Polyglyceryl-10 Stearate, Parfum (Fragrance), Polyglyceryl-10 Myristate, Mica, Silica, Olive Glycerides, Glyceryl Caprylate, Cetearyl Alcohol, Glyceryl Stearate SE, Sodium Stearoyl Lactylate, Aqua (Water), Tocopherol, Apricot Kernel Oil, Polyglyceryl-4 Esters, Glycerin, Microcrystalline Cellulose, Butyrospermum Parkii (Shea) Butter, Olea Europaea Fruit Oil (Olea Europaea (Olive) Fruit Oil), Cellulose Gum, Maris Aqua (Sea Water), Hydrolyzed Algin, Chlorella Vulgaris Extract, Cellulose.

Polvos compactos de Zuii Organic:

¡Me chifla este producto! Es una base de maquillaje en polvo producida a partir de pétalos de flores, con un acabado muy agradable y una cobertura totalmente modulable en función de cómo la apliques y que cantidad uses. A veces lo uso para sellar la Bb cream y otras veces me lo aplico directamente después de la crema hidratante.

Normalmente uso una brocha tupida de pelo natural para aplicarla y me deja un efecto sutil, natural y súper favorecedor que me encanta. En alguna ocasión la he aplicado con una esponja humedecida para que el efecto fuese más cubriente y deja un efecto precioso sin obstruir los poros en absoluto.

Presentación: Polvera de 10 gr.

Precio aproximado: 34 euros

Ingredientes: Rosa damascena flower, Jasminum officinale (jasmine) flower, Chamomilla recutita (matricaria) flower, Simmondsia chinensis (jojoba) seed oil, Aloe barbadensis leaf juice, Mica, Caprylic capric triglyceride, Chamomilla recutita flower extract, Equisetum arvense extract, Urtica dioica (nettle) leaf extract, Magnesium stearate, Tocopherol, Ascorbyl palmitate.

Colorete “Natural Powder Blush” de Benecos:

Sinceramente, cuando busqué los coloretes tampoco me compliqué mucho la vida, con que fuesen económicos y tuviesen ingredientes aceptables me daba por satisfecha.

Me lo cogí en dos tonos para ir alternando en función de la estación, ya que en verano al estar más morena me gusta aplicar algo un poco más subido de tono. Con notar algo de rubor en las mejillas ya me cambia la cara absolutamente, sea el tono que sea, así que estoy encantada con ellos, no engrasan nada y tienen una pigmentación bastante buena.

Presentación: Polvera de 5,5 gr.

Precio aproximado: 7 euros

Ingredientes: Talc, Mica, Kaolin, Caprylic/capric Triglyceride, Macadamia Ternifolia Seed Oil, Ricinus Communis (Castor) Seed Oil, Magnesium Stearate, Glyceryl Caprylate, P-Anisicacid, Tocopherol, Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil.

Máscara de pestañas de Zuii Organic:

Tengo las pestañas bastante cortas y claritas, las he tenido así toooooda mi vida ¡que le vamos a hacer! Por más máscaras que probaba, si no hacía antes uso del rizador apenas notaba ese prometedor efecto que salía en los anuncios. Cuando me puse a buscar una máscara sin tóxicos tampoco le di demasiada importancia a que me dejase unas pestañas de infarto… Total, ¡no las tengo!

Esta máscara deja un efecto bastante natural, no alarga demasiado, pero me deja un buen color y una curvatura que me realza la mirada lo suficiente es esos días en los que quiero que el maquillaje se note un poco más. Me gusta mucho que además nutre, cuida la pestaña y que es totalmente apta para ojos sensibles como es mi caso.

Presentación: Tubo de 7 gr.

Precio aproximado: 22 euros

Ingredientes: Copernica Cerifera (Carnauba) Wax, Aqua (Water), Pelargonium Graveolens (Geranium) Flower Oil, Stearic Acid, Alcohol, Rosa Damascena (Rose) Flower Oil, Cymbopogon Martini (Palmarosa) Oil, Citrus Aurantium Dulcis (Orange) Peel Oil, Equisetum Arvense (Horsetail) Extract, Urtica Dioica (Nettle) Leaf Extract, Cetearyl Alcohol, Lonicera Caprifolium (Honeysuckle) Flower Extract, Tocopherol, Kaolin, Mica, Alginic Acid.

Sombra de ojos “Natural Eyeshadow Matt” de Benecos:

Una sombra de ojos, sin más. No se que más puedo contar sobre un producto tan básico. Ya te conté que no soy de hacerme maquillajes complicados ni coloridos, de hecho solo suelo usar las sombras para difuminar el lápiz del párpado superior… Llámame simple, pero con eso me es más que suficiente para verme y sentirme bien J

No es nada polvorienta y me aguanta bastante bien en el párpado sin usar ningún tipo de base de sombras. Cumple a la perfección la función que busco en una sombra de ojos, así que me haré con un par más de tonos tierra para completar mi “mini-neceser” de maquillaje libre de tóxicos.

Presentación: Polvera de 2 gr.

Precio aproximado: 5 euros

Ingredientes: Talc, Mica, Magnesium Stearate, Caprylic/capric Triglyceride, Macadamia Ternifolia Seed Oil, Ricinus Communis (Castor) Seed Oil, Kaolin, P-Anisic Acid, Tocopherol, Glyceryl Caprylate

Lápices de ojos:

Sin duda mi producto de maquillaje más requeteusado. Suelo delinearme los ojos a diario, incluso hay días que no salgo de casa y por inercia acabo con la raya hecha después de lavarme la cara por la mañana… Me siento desnuda con los ojos sin la rayita negra, ¡manías que tiene una!

Tanto el de Logona como el de Benecos me parecen dos buenísimas opciones de lápices para uso diario porque no irritan nada de nada los ojos y tienen una buena duración para el día a día. Además ambos tienen una textura suave que hacen que el producto se aplique genial y sea fácil difuminarse si se desea. Para mi gusto tienen una relación calidad-precio estupenda, y como todo lo anterior, cumplen a la perfección la función para la que han sido creados.

  • “Natural Kajal” de Benecos:

Precio aproximado: 4 euros

Ingredientes: Hydrogenated Jojoba Oil, Mica, Capriylic/capric Triglyceride, Limnanthes Alba (Meadowfoam) Seed Oil, Cotton Seed Oil, Mangifera Indica (Mango) Seed Oil, Euphorbia Cerifera (Candelilla) Cera, Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil, Glyceryl Caprylate, Copernica Cerifera (Carnauba) Wax, Macadamia Ternifolia Seed Oil, Tocopherol, Ascorbyl Palmitate (Vitamin C).

  • Lápiz de ojos “Eyeliner pencil” de Logona:

Precio aproximado: 8 euros

Ingredientes: Hydrogenated Palm Kernel Glycerides, Hydrogenated Vegetable Oil, Caprylic/capric Triglyceride, Hydrogenated Palm Glycerides, Rhus Succedanea Fruit Wax, Alaria Esculenta Extract, Pyrus Malus (Apple) Seed Extract, Oxycoccus Palustris Seed Oil, Tocopherol, Ascorbyl Palmitate (Vitamin C), Quartz Powder, Amethyst Powder, Amber Powder, Mica, Ci 77268, (Iron Oxides) CI 77491, Ci 77492 (Iron Oxides), Ci 77499 (Iron Oxide).

Hasta aquí el post sobre mi pequeño pero practiquíííísimo neceser de maquillaje. Estoy contenta y orgullosa de haberme quedado solo con lo que necesito para verme bien y haberme deshecho de todo aquello que no usaba desde hacía tanto tiempo ¡qué liberación!

 

Feliz semana, un millón de abrazos.

María

También puede interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *