GUISANTES GUISADOS CON ALCACHOFAS

Los platos de cuchara me tienen robado el corazón. Con este frío que nos acompaña en las últimas semanas no hay cosa que más me apetezca que llegar a casa y comerme un buen plato caliente que me reconforte la barriga y el corazón. Mi último vicio son los guisantes guisados con alcachofas, un plato que NO puede ser más fácil y estar más delicioso. Lo más entretenido es pelar los guisantes si los compras naturales, pero yo cuando voy con prisas preparo este plato con guisantes congelados y os aseguro que queda de rechupete igualmente.

Los guisantes son unas legumbres altísimas en vitaminas A, C y K y minerales como el magnesio, el fósforo y el hierro, por lo que son altamente recomendables si estás embarazada, en periodo de lactancia o eres propensa a la anemia. Además son las legumbres más fácilmente digeribles y que producen menos molestias intestinales.

Por otro lado, la otra protagonista de esta receta, mi amada alcachofa. En temporada las como a diario y no me canso, me gustan muchísimo y me ayudan a mantener mi salud hepática en buen estado. El hígado suele ser el origen de bastantes problemas de piel, así que suelo incluir en mi menú diario alimentos que me ayuden a depurarlo correctamente.

La alcachofa además es un alimento perfecto para equilibrar triglicéridos y el ácido úrico, así como para aliviar problemas de acidez estomacal o incluso para regular el tránsito intestinal si padeces de estreñimiento. Un regalito más que nos da la naturaleza con toda su buena intención, ¿no es maravilloso?

Sin más historia, te invito a apuntar esta receta para que la pegues en la nevera y te animes a prepararla esta semana, si eres amante de lo verde tanto como yo, estoy segura que te va a encantar. ¡Toma nota!

Guisantes guisados con alcachofas
Escribir un comentario
Imprimir
Ingredientes
  1. - 500 gr de guisantes ya pelados
  2. - 1 kg de alcachofas
  3. - 2 cebollas
  4. - 4 dientes de ajo
  5. - 1 hoja de laurel
  6. - Perejil fresco
  7. - Aceite de oliva virgen extra
  8. - Sal marina
  9. - 3-4 granos de pimienta
Instrucciones
  1. 1. En primer lugar, si has comprado los guisantes naturales, pélalos y reserva. Si los has comprado congelados sácalos un par de horas antes de cocinarlos para que se descongelen. Ambas opciones quedan igualmente deliciosas.
  2. 2. Pela las alcachofas quitándole las hojas más exteriores, cortándole las puntas y cortándolas por la mitad en sentido longitudinal. Reserva.
  3. 3. En una olla o cazuela pon un buen fondo de aceite de oliva y cuando esté caliente añade la hoja de laurel, las dos cebollas cortadas en juliana y los dientes de ajo cortados muy pequeños.
  4. 4. Una vez dorados la cebolla y el ajo añade los guisantes, la sal, la pimienta en grano y sofríe durante unos 5 minutos.
  5. 5. Añade las mitades de las alcachofas, agregándole un poco más de sal a cada una y el perejil fresco bien picado. Cubre con agua y remueve todo cuidadosamente.
  6. 6. Cocina a fuego medio durante una hora, hasta que las alcachofas y los guisantes estén bien tiernos y el agua haya reducido.
  7. 7. Mmmmm… ¡A comer!
Maria Lunas http://marialunas.es/

También puede interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *