COOKIES DE CHOCOLATE SIN GLUTEN RELLENAS DE DULCE DE LECHE

Prometo aparcar el chocolate una temporada, pero es que de verdad, en estos tiempos que corren el chocolate es uno de los mejores recursos que tenemos para alegrarnos la vida, el alma y el corazón. No me digas que no. Si encima juntamos los ingredientes necesarios para hacer estas señoras cookies de chocolate sin gluten, tiernas, jugosas y deliciosas, ya para que queremos más.

Los ingredientes los encuentras en cualquier súper, pero te dejo algunas consideraciones por si quieres tenerlas en cuenta:

  • Puedes usar solo eritritol o solo azúcar de coco, lo dejo a tu elección. Yo decidí combinar ambos porque me gusta el toque tostado que aporta el azúcar de coco. Por supuesto, puedes usar el endulzan que prefieras, no tiene que ser ninguno de estos dos, adaptar recetas es divertido.
  • Si no tienes harina de almendras en casa pero tienes algún otro fruto seco, puedes usar una batidora de vaso y molerlo hasta obtener harina. Fácil.
  • Si no tienes harina de arroz, puedes moler con un robot potente de cocina arroz blanco, luego colarlo con un colador y listo, ya tienes harina de arroz, aunque es probable que no quede tan fina como la que compramos en el súper.
  • Las gotas de chocolate yo las uso de chocolate puro, pero puedes usar las que más te gusten: chocolate con leche o incluso chocolate blanco.
  • La masa queda muy blanda una vez terminada, es por eso que aconsejo reservarla en la nevera al menos 1 hora antes de hacer las bolas y hornear. Una vez horneadas las cookies, ten en cuenta que tendrán que enfriarse unas horas para que no se deshagan.
  • Para el dulce de leche/caramelo puedes sustituir la leche de coco por la misma cantidad de nata líquida para montar.
  • Una vez horneadas añado unas escamas de sal por encima, me encanta el contraste.

No me enrollo más, ¡dentro receta!

INGREDIENTES:

Para 6 cookies hermosas:

– 120 gr mantequilla a temperatura ambiente

– 40 gr manteca de cacahuete

– 30 gr de mascarpone

– 1 huevo a temperatura ambiente

– 30 gr eritritol

– 30 gr azúcar de coco 

– 125 gr harina de almendras

– 70 gr harina de arroz

– 20 gr de cacao puro en polvo

– 1/4 cdita de bicarbonato 

– 1/2 cdita de levadura química

– 1/2 cdita esencia natural de vainilla

– Gotas de chocolate negro al gusto

– Dulce de leche al gusto

Para el dulce de leche:

– 350 gr de leche de coco espesa o la misma cantidad de nata para montar 35% MG

– 150 gr de nata para montar 35 %

– 20 gr de eritritol o en endulzante que uses

– 30 gr de mantequilla sin sal

– Pizca de bicarbonato

 *Si solo usas nata serían 500 gr en total.

PROCEDIMIENTO:

Para las cookies:

  1. En un bol bate con unas varillas la mantequilla con el edulcorante escogido. Cuando tengas masa cremosa añade el huevo, la manteca de cacahuete y la vainilla. Vuelve a batir hasta integrar.
  2. Añade el mascarpone y con una espátula intégralo en la masa.
  3. Agrega los secos: harina de almendra, harina de arroz, bicarbonato y levadura. Una vez mezclados, añade también las gotas de chocolate. Mezcla muy bien hasta obtener una masa de textura firme. Puedes hacerlo en amasadora o a mano con una espátula. Importante: Mete la masa al frigorífico una hora para hacerla más manejable.
  4. Saca la masa del frigorífico y haz bolas iguales. Antes de ponerlas en la bandeja de horno incrusta dos o tres bolitas congeladas de dulce de leche de modo que quedan tapadas por la masa. Para congelar las bolitas de dulce de leche puedes usar una cubitera de hielo pequeña o un molde específico.
  5. Con el horno previamente precalentado, hornea 12 minutos a 180º en función del horno. Sácalas de horno y déjalas enfriar. 
  6. A mi me encanta meter alguna en el frigo una vez hechas y comerlas frías con un buen pegote de nata montada.

Para el dulce de leche:

  1. Agregar en un cazo la leche de coco, la nata y la mantequilla. Mezclar bien con unas varillas a fuego medio alto.
  2. Añadir a la mezcla el eritritol y el bicarbonato y volver a mezclar. Bajar el fuego antes de que hierva y poner a fuego medio bajo durante el resto del proceso.
  3. Dejar al menos 45-50 minutos al fuego, removiendo con varillas cada 4-5 minutos para evitar que se queme.
  4. Una vez empiece a coger el tono moreno moveremos más a menudo y no nos separaremos hasta que esté listo y con la textura deseada.

También puede interesarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *