TIRAS DE POLLO AL CURRI DULCE

Soy una enamorada del curri. Te cambia cualquier receta sosaina que no tenga mucha gracia y es el complemento perfecto para esos platos que necesitan un empujoncito para convertirse en una delicia que acabe haciendo que te chupes los dedos.

Este pollo es una receta que llevo años haciendo y que ha sufrido cantidad de mutaciones desde que llegó a casa. Comenzó siendo una aburrida mezcla de cebolla, pollo y edulcorante, sin aceite… Si, yo también tuve esa nefasta etapa en la que quería mantener las grasas lo más alejadas de mi vida posible. Me conformaba con comida sosa, sin sabor, seca y monótona. Sinceramente, no tenía ni idea de lo que hacía con mi vida.

Continue Reading

¿QUÉ COMO LOS LUNES? [Vol. 3]

¡Buenas noches! ¿Qué tal ha sido tu lunes? Yo me encuentro recién duchada después de haberme pegado una buena sesión de entreno, con la cena en la tripa, el pijama puesto y las piernas en alto. Estoy escribiendo con una barra de incienso encendida y un poco de música de fondo, dispuesta a acabar con el día en cuanto acabe el post de hoy.

Ha sido un lunes de prisas, carreras y cosas por entregar. Pero siéndote sincera, que reconfortante me parece terminar la jornada con los deberes hechos, el pelo mojado y esta sensación híbrida de cansancio y paz tan gratificante…

Continue Reading

¡TOMA EL SOL! LA IMPORTANCIA DE LA VITAMINA D

Mmmm… ¡Verano! A pesar del trabajo siempre intentamos buscar esos ratitos de playa, de piscina y de descalzarnos los pies para conectar con la tierra en sus versiones más veraniegas: césped o arena. ¡Qué señor gustazo!

Preparamos el bolso de playa y todos empezamos metiendo lo mismo: el protector solar. ¿Cómo se nos iba a olvidar el protector solar después de la caña que dan los expertos (hoy en día se usa la palabra experto con demasiada rapidez…) sobre la importancia de embadurnarse en crema nada más poner un pie en la playa?

Continue Reading

ESTOFADO DE MAGRO IBÉRICO CON ZANAHORIAS Y CALABAZA

Ya tardaba en traerte un estofado de los que a mi me gustan, de los sabrosos y reconfortantes que te ponen el alma bailando por bulerías cuando pruebas el primer bocado, de los que te hacen cerrar los ojos del placer. Sí, de esos.

Si me sigues de hace tiempo sabrás lo ultrafan que soy de este método tradicional de cocinar. Me parece una manera muy saludable de preparar todo tipo de carnes, pescados y verduras, están riquísimos y puedes añadir la cantidad de aceite que más se ajuste a ti y a tus gustos.

Continue Reading