VASITOS DE CREMA DE CACAO CON AVELLANAS

Me declaro fan incondicional de las avellanas. Me declaro más fan incondicional aún de todo lo que además de llevar avellanas lleve chocolate. Puedes imaginarte lo que me gusta preparar este postre ¿no? Estos vasitos de crema de cacao con avellanas van a sorprenderte por lo deliciosos que son y la textura tan gustosa que tienen. Además, si estas fiestas tienen invitados en casa y prueban esta delicia, no van a creerse que sea un postre súper saludable y nutritivo.

Si lo presentas en vasitos individuales, acompañados con un poco de nata y unos cacao nibs, vas a tener un postre precioso y riquísimo para cualquier cena o comida de las que se aproximan. Pero ya te dije que este postre está lleno de ingredientes de calidad y que bien puede servirte como parte de tu desayuno diario. Eso si, importante, omite el endulzante si vas a comerlo con cierta continuidad. No soy partidaria de añadir endulzantes si no es de forma ocasional, sean del tipo que sean.

Lo ideal en esta receta es usar una leche de coco de calidad, que sólo lleve agua y coco preferiblemente y cuya consistencia sea más densa que la típica bebida de coco que encontramos en el súper. Esta es la marca que yo uso. Es la bomba, sin conservantes y sin caca añadida, con una textura que casi hace que puedas comértela a cucharadas. También puedes usar leche de coco en lata, usando sólo la parte sólida que se forma cuando guardas la lata en frío y dejando el agua que sobra para algún batido.

Ahora sólo te queda ponerte manos a la obra y probar estos deliciosos vasitos de crema de cacao con avellanas. ¡Seguro que repites!

INGREDIENTES:

Para 4 vasitos

– 500 ml de leche de coco espesa

– 4 cdas de manteca de avellanas

– 1 cda de almidón de patata 

– ½ vaina de vainilla

– 20 gr de azúcar de coco, xilitol o eritritol

– 15 gr de cacao en polvo

– Mascarpone, cacao nibs y fresas para decorar

PROCEDIMIENTO:

  1. Pon en un procesador de cocina o vaso de batidora la leche de coco, la manteca de avellanas, el interior de la vaina de vainilla, el edulcorante que uses y el cacao en polvo. Procesa hasta tener un líquido homogéneo.
  2. Vierte la mezcla en una olla y aún en frío, antes de poner en la placa de cocina, añade la cucharada sopera de almidón de patata. Disuelve muy bien hasta que no quede ningún grumo.
  3. Una vez disuelto el almidón enciende el fuego y no dejes de remover. La idea en este paso es espesar la mezcla, así que no pongas el fuego muy alto. Te llevará unos 10-15 minutos removiendo. Cuando esté comenzando a hervir baja un poco el fuego y sigue removiendo por 2-3 minutos más y apaga.
  4. Vierte en vasitos de vidrio y deja atemperar fuera de la nevera. Una vez templados deja enfriar en la nevera un mínimo de 12 horas para que coja textura.
  5. Sirve con nata recién montada o queso mascarpone y cacao nibs. Yo usé fresas también, pero puedes escoger la fruta que más te guste.
  6. ¡Disfruta de esta delicia!

*NOTAS: Puedes cambiar la crema de avellanas por crema de anacardos, almendras o cacahuetes si lo prefieres.

También puede interesarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *