SALUD DEL ENTORNO: INTRODUCCIÓN A LA LUZ DEL SOL

10/7/2023

El Sol no tiene rival. Podría pasarme horas, días, semanas, escribiendo sobre el entorno, el Sol y su conexión con la biología y la salud de todo ser vivo. Escribiré sobre ello en este espacio de forma sencilla.

La helioterapia es una realidad que Niels Ryberg Finsen (premio Nobel de Medicina en 1903) ya conocía y usaba en pacientes con lupus. Hace más de un siglo había médicos que utilizaban el Sol y el entorno para curar. Hablo de curar de verdad, no de esconder síntomas. ¿En qué momento la medicina dejó de recomendar el Sol como terapia? ¿En qué momento nos han hecho creer que el Sol es el enemigo?

Sin Sol, no podríamos vivir.

La vida NO existiría.

Todas y cada una de las frecuencias del Sol son absolutamente necesarias para que tú estés sano. La temida y mal afamada frecuencia UV, también.

El problema no lo tiene el Sol, lo tienen las personas cuyo cuerpo ha sido pirateado por la vida moderna y sus terribles dogmas.

Nuestra especie ha evolucionado bajo la luz del Sol; está (o debería estar) completamente adaptada a ella. A lo que no está adaptada es a los sistemas modernos de iluminación artificial que nos bombardean desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir.

Mirar el móvil en cuanto abrimos los ojos, encender la luz del baño para asearnos, luego la de la cocina para preparar el desayuno, horas interminables de oficina, televisión y pantallas variadas hasta el momento de irnos a dormir están matando, literalmente, a nuestras células. Y esto, claro, tiene consecuencias.

La mayor parte de la radiación solar que reciben nuestros ojos y nuestra piel se encuentra en el espectro no visible, ya que la luz roja + infrarroja cercana (NIR) ocupa en torno a un 70% del espectro. ¿Sabes cuánta luz roja + NIR hay en la luz artificial? Cero. Nada. 0%.

Si aún no estás demasiado familiarizado con el espectro electromagnético te dejo una imagen bastante esclarecedora:

Nuestro organismo absorbe y localiza fotones NIR a través de la retina, la piel, los vasos sanguíneos o el cerebro, entre otros. ¿Para qué? Para señalizar la producción de los antioxidantes necesarios (melatonina en su mayor medida) para una adecuada salud mitocondrial. Y, ¿sabes qué? La salud mitocondrial es la base de todo.

El problema es que parece que somos adictos a ir en contra de nuestra propia naturaleza. Somos animales domesticados, completamente alejados de lo que de verdad necesitamos para tener una vida plena y verdaderamente saludable. Somos animales de zoológico acostumbrados a un hábitat desastroso.

Hemos aprendido a construir casas preciosas pero absolutamente aislantes de lo que realmente anhelan tus células: contacto con la Madre Tierra y fotones del Sol cargados de información, en todo su espectro. Comprueba en la siguiente imagen cómo ha disminuido la exposición a la luz solar en el último siglo. Es desolador.

Es importante que entiendas esto:

Cuando amanece, el Sol te inunda de fotones NIR, consiguiendo altos niveles de antioxidantes a nivel celular. Cuando nos acercamos al mediodía, aumenta la cantidad de fotones UV y fotones visibles, ayudándonos a sintetizar vitamina D, dopamina o serotonina, entre otras moléculas imprescindibles para tu salud. Esta serotonina será convertida en melatonina pineal circulatoria por la noche (no es el único tipo de melatonina que existe, pero de esto ya hablaremos), clave para unos ritmos circadianos en orden. ¿Vas viendo la importancia de exponerte al Sol sin cremas, gafas de Sol ni trapajos por encima?

Tu Universo celular está sediento de fotones provenientes de todo el espectro solar. Si no le das el alimento que necesita, habrá rutas bioquímicas que no se lleven a cabo correctamente y que acabarán deteriorando tu salud.

Meterte en casa a la luz de tus bombillas y tus pantallas estará mandando a tu cuerpo la señal equivocada. ¿La solución? Meterte en una caverna desde luego que no, pero tener unas herramientas adecuadas que vayan a favor de tu salud se vuelve imprescindible. 

Seguiré escribiendo sobre ello, pero poco a poco. Es un tema complejo y fascinante que me encantaría que entendieras sin perderte nada.

 

Un abrazo,
María

COMPARTIR

DÉJAME UN COMENTARIO



COMENTARIOS


Natalia - 11/7/2023
Me ha encantado :) gracias.
Moni - 11/7/2023
Muy buena info. Desde mi observador creo que como todo en la vida hay que ser moderados, 20 ´ es un tiempo razonable para mi. Amo el sol!
Jessica - 12/7/2023
Hola María! Me encanta este tema y me fascina lo que hoy hablando con un compañero de Senegal me ha sorprendido que me dijera que allí cada vez hay más gente con diabetes y que hay mucha mortalidad por ello. Tenía entendido que donde el sol es más fuerte el consumo de carbos puede ser más elevado. Ellos comen mucho arroz dice. Un abrazo
Jessica - 12/7/2023
Hola María! Me encanta este tema y me fascina lo que hoy hablando con un compañero de Senegal me ha sorprendido que me dijera que allí cada vez hay más gente con diabetes y que hay mucha mortalidad por ello. Tenía entendido que donde el sol es más fuerte el consumo de carbos puede ser más elevado. Ellos comen mucho arroz dice. Un abrazo

ENTRADAS DESTACADAS



MI ETAPA MÁS ESPECIAL

Sigo viva, y hoy especialmente, con ganas de sentarme a escribir sin pensar demasiado en como expresarme ni en dar demasiadas vueltas a lo que voy a contar. Si...
LEER MÁS

BONDADES DEL GHEE Y CÓMO PREPARARLO

La primavera pasada en una de mis clases de yoga oí por primera vez la palabra ghee. Yo, tan curiosa, puse la oreja en la conversación de las dos mujeres que...
LEER MÁS

RUTINA FACIAL MINIMALISTA

Un post que me moría de ganas de redactar: mi rutina facial minimalista. Sin residuos, sin tóxicos, respetuosa con mi piel al 200%, respetuosa con el medio...
LEER MÁS

¿NOS VEMOS EN INSTAGRAM?

DISEÑO ALMA DISEÑO GRÁFICO | PROGRAMACIÓN HIBESTUDIO.COM