ENSALADA TEMPLADA DE LECHUGA ROBLE Y CEBOLLA CARAMELIZADA

Creo que no hay nadie en el mundo que coma más ensalada que yo cuando llega el verano. Realmente las consumo todo el año, pero llegada la época de calor sureño mi cuerpo me pide a gritos platos frescos y rápidos de preparar.

Hay un millón de opciones cuando hablamos de ensaladas. Me parecen un mundo aparte dentro de la cocina con un sinfín de posibilidades, de texturas, de sabores… Y que conste que soy fan número uno de la típica ensalada mixta de lechuga iceberg, tomate, cebolla y atún, pero esa receta ya la conoces ¿verdad?

La receta de hoy te va a quitar muy poquito tiempo en la cocina y es un plato completísimo y sanísimo (como todos los que te enseño, todo sea dicho). Los langostinos y el marisco en general, son una fuente muy limpia de proteína y su contraste con sabores dulces como en este caso la miel y las pasas, es todo un acierto.

La cebolla caramelizada es uno de mis ingredientes fetiche en ensaladas. Yo la hago sustituyendo el azúcar por miel y el resultado es fantástico y mucho más saludable. Lo ideal es hacer bastante cantidad y guardarla en algún tarro con tapadera para usarla a lo largo de la semana en otras recetas ¡vicio total!

INGREDIENTES:

– Lechuga roble

– Rúcula

– 1 cebolla blanca

– 1 zanahoria

– ¼ de langostinos cocidos

– Un puñado de piñones

– Un puñado de pasas

– Aceite de oliva virgen extra

– Aceite de coco virgen extra

– 1 cucharada de miel

– Vinagre de Jerez

– Sal negra

PROCEDIMIENTO:

  1. Cortamos la lechuga, la rúcula y las lavamos. A mi me gusta dejarlas en agua con un chorro de vinagre y una cucharadita de bicarbonato para acabar con restos de pesticidas. Escurrimos bien. Rallar también la zanahoria y reservar.
  2. Para hacer la cebolla caramelizada, cortamos la cebolla en juliana y la sofreímos a fuego medio en una sartén con aceite de oliva virgen. Cuando alcance un color transparente agregamos una cucharadita pequeña de vinagre y 1 cucharada de miel diluida con una cucharada de agua, sin dejar de remover. Cocinamos 5-10 minutos más, y reservamos.
  3. En una sartén pequeña agregamos una cucharadita de aceite de coco, los piñones y las pasas, y tostamos durante unos minutos.
  4. En un plato llano montamos la ensalada, para ello colocamos la lechuga y la rúcula bien secas, la cebolla caramelizada, los langostinos cocidos, la zanahoria rallada, los piñones y las pasas.
  5. Aliñamos al gusto con un buen chorro de aceite de oliva, vinagre de Jerez y sal negra en escamas… ¡Buen provecho!

También puede interesarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *