LA DIETA EVOLUTIVA

Una de las cosas que más me cuesta desde hace tiempo es explicar “por qué como cómo como”.

Hay gente que adora hacer preguntas incómodas en cuanto se da cuenta que llevas una manera de alimentarte diferente al resto de los humanos que conoce. Y lo que es peor, se escandaliza cuando dices que no comes pan/pasta o que has decidido no tomar lácteos.

Enseguida empieza la retahíla de frases como:

  • ¡Uy! A mi el pan del desayuno que no me lo quiten.
  • ¡Pero si las grasas son malísimas!
  • Pues no sabes lo que te pierdes… Con lo corta que es la vida.
  • Niña, hay que comer de todo, anda cómete un trozo.
  • ¿Te pongo pastel? ¡Si por un pedazo no pasa nada!
  • Estos jóvenes de hoy en día, están obsesionados con el físico.

Seguir leyendo

SOPA SABROSA DE MARISCO Y SALMÓN

Creo que tengo el corazón dividido a partes iguales entre la carne y el pescado/marisco. Disfruto tanto una cosa como otra, sobre todo si están cocinados con cariño y de formas tan saludables como la sopa que os traigo hoy.

Desde pequeña en casa siempre hemos sido de comer pescado prácticamente a diario, pero nunca en forma de sopas o cremas. No fué hasta que me independicé cuando me dio por experimentar nuevas formas de cocinar y nuevos platos que me regalasen momentos culinarios dignos de ser comparados con un orgasmo. Aunque siendo honesta, comer es el mayor placer de mi vida por encima de cualquier otro…

Seguir leyendo

LAZOS DE CALABACÍN CON IBÉRICOS

¡Bye bye Navidad! Mi ansiada rutina al fin llegó y yo taaaan feliz. Han sido 3 semanas muy intensas, con buena dosis de familia, de emociones y de ratos geniales… Pero sinceramente, ya estaba llegando el momento de necesitar paz, tranquilidad y organización en cantidades industriales.

Ha sido mi primera Navidad sin turrones, polvorones ni roscón. Realmente ha sido mi primera Navidad sin absolutamente nada de azúcar ni cereales de ningún tipo, así que eso significaba olvidarme de cualquier postre que estuviera encima de la mesa (a pesar de que ellos se empeñaban en hacerme ojitos…).

Seguir leyendo