GAZPACHO DE FRESAS Y REMOLACHA

1/5/2018

Si algo me gusta del verano, es el gazpacho. En cuanto los termómetros empiezan a avisarnos del calor se me enciende el chip de necesitar gazpacho a todas horas. Lo que más me gusta de llegar a casa es llenarme un buen vasito fresco y quitarme la sed con este smoothie tan andaluz.

Si en invierno son las sopas, en verano son el gazpacho y el salmorejo (tengo pendiente subir mi versión sin pan e igualmente deliciosa). En casa no lo tomamos como primer plato, normalmente pongo la jarra en la mesa y nos vamos sirviendo a modo de bebida refrescante.

width=4752

Mi versión más básica no lleva fresas ni remolacha, pero desde que probé a añadirlos me he enamorado del sabor tan delicado que resulta. El dulzor de la remolacha casa a la perfección con la acidez de las fresas y los tomates, una auténtica delicia.

Ahora que vivimos en la era de los superalimentos y los antioxidantes a mi que quieres que te diga, pero no se me ocurre un superalimento con más propiedades que un buen vaso de gazpacho bien fresco… Barato, riquísimo y de origen local, sin cuentos chinos y sin tonterías. Es la mejor manera de añadirle a tu cuerpo un buen chute de vitaminas y antioxidantes sin necesidad de gastarte el sueldo en multivitamínicos sofisticados ni superalimentos que vengan de la Cochinchina.

width=4752

No voy a descubrirte América con esta receta, pero si leyéndola te acuerdas de volver a prepararlo y te animas a probar mi versión yo ya me daré por satisfecha. Además te aseguro que no hay mayor regalo para tu piel, tu hígado y todo tu organismo. ¡Viva el gazpacho!

width=4752INGREDIENTES:

- 7 tomates de rama

- 1 pimiento verde

- ½ pimiento rojo

- ½ pepino

- ½ cebolla blanca

- 1 remolacha cocida

- 7-8 fresas maduras

- ½ vaso de aceite de oliva virgen extra

- 2 cucharadas de vinagre de manzana

- Sal marina al gusto

PROCEDIMIENTO:

  1. Cocer la remolacha en abundante agua hirviendo, esperar que se enfríe y retirar la piel. Si usas remolacha envasada omite este paso.
  2. Retira los rabitos a los tomates y las fresas y lávalos muy bien con agua y un poco de vinagre. Lava también el resto de ingredientes.
  3. En una batidora de vaso añade todos los ingredientes y bate bien hasta tener una mezcla homogénea.
  4. Agrega el aceite, el vinagre, la sal y vuelve a batir. Rectifica de sal o vinagre según tus preferencias.
  5. ¡Buen provecho!

COMPARTIR

DÉJAME UN COMENTARIO



COMENTARIOS


No hay comentarios. Puedes ser el primer@ en comentar :)

ENTRADAS DESTACADAS



PISTO MANCHEGO EN CROCKPOT

Me rechifla el pisto manchego. Desde pequeña, recuerdo que siempre fue una de mis cenas favoritas y le pedía a mi madre cada semana que me hiciera un buen...
LEER MÁS

SALMÓN MARINADO

Al salmón no le hace falta mucho para ser un plato exquisito. De hecho, es uno de los pescados que menos necesita para hacernos disfrutar en cada bocado… Pero...
LEER MÁS

PATÉ CASERO APTO PARA TODA LA FAMILIA

Pocas cosas existen que sean más nutritivas que el hígado. ¿Una de las mejores formas de comerlo? ¡En paté casero apto para toda la familia!...
LEER MÁS

¿NOS VEMOS EN INSTAGRAM?

DISEÑO ALMA DISEÑO GRÁFICO | PROGRAMACIÓN HIBESTUDIO.COM