CALAMARES EN SALSA DE VERDURAS

Calamar, ¡divino tesoro culinario! En salsa, rellenos o a la plancha, da igual la manera en que lo prepare que siempre es una alegría en el menú. Por aquí por la zona del sur los calamares fritos se llevan la palma (que dicho sea de paso, están espectaculares con un chorro de limón…), pero hay millones de maneras de prepararlos mucho mas digestivas y saludables.

Creo que podría comer calamar prácticamente todos los días y no me resultaría aburrido. Su versatilidad lo hace un alimento bastante recomendado en cualquier tipo de dieta. Además de ser muy rico en proteínas de alto valor biológico, apenas tiene grasa y es bastante bajo en calorías.

La receta de hoy ha sido un clásico de toda la vida en mi casa. Ya desde pequeña prefería un buen plato de calamares estofados a un happy meal del McDonald con su respectivo regalito, llámame repelente, pero ya se me veía venir 🙂

INGREDIENTES:

– 1 kg de calamares en tiras

– 1 cabeza de ajos

– 1 cebolla cortada en juliana

– 1 pimiento verde

– ½ pimiento rojo

– 2 tomates rojos

– Aceite de oliva al gusto, en mi caso 60 gr

– 150 ml de vino blanco

– Perejil fresco

– 1 cucharadita de pimentón dulce de la Vera

– 2 cucharadas soperas de orégano

– 2 hojas de laurel

– 2 guindillas

– Azafrán o cúrcuma para dar color

PROCEDIMIENTO:

  1. Ponemos en una olla o cazuela de barro el aceite de oliva, el ajo bien picadito, las hojas de laurel y las guindillas.
  2. Cuando el ajo tome color agregamos la cebolla y los pimientos cortados en juliana.
  3. Una vez bien pochada la verdura, añadimos el orégano y el pimentón dulce sin parar de remover para que no se queme. Se rehoga todo un par de minutos.
  4. Incorporamos los tomates maduros cortados en tiras y tras integrar con el resto de verduras ya pochadas, añadimos los calamares que habremos enjuagado previamente.
  5. Removemos todo durante unos minutos y agregamos el vino blanco y el perejil fresco bien picado. Añadir también en este momento el azafrán o cualquier otro colorante alimenticio.
  6. Dejamos a fuego medio unos 40 minutos, hasta que el calamar este tierno y la salsa haya espesado.
  7. ¡Buen provecho y a disfrutar!

Sinceramente, el mejor acompañamiento que puedes hacerle a este plato es un puñado consistente de arroz basmati. Puedes cocerlo previamente y ponerle la salsita por encima (esto es un manjar de dioses, te aviso YA) o puedes cocinar el arroz en la misma salsa de los calamares y echarle un chorrín de agua (esto es otro manjar de dioses al cuadrado, no te voy a mentir), de las dos maneras es ¡¡¡OMG!!!

Yo como siempre los como así, hoy decidí comerlos con unas patatas moradas cocidas que luego acabaron bien revolcadas en salsa… ¡Orgasmo culinario en toda regla!

Si lo probáis, contadme. Estoy segurisisisisima que os va a encantar, además, como todo lo que traigo por aquí, es ultra fácil de preparar y podéis congelar en porciones sin ningún problema.

Gracias una vez más por leerme.

 

Sed felices,

María

También puede interesarte...

2 comentarios

  1. Hola, acabo de descubrir tu blog y el apartado de recetas (es lo que he visto por ahora) me encanta y me has dado ideas para hacer en mi crock (granola!), así que gracias!
    Esta receta de calamares tiene una pinta….mmmm 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *