¡SOS! TENGO SOP ¿Y AHORA QUÉ?

El día que me dijeron que tenía SOP (síndrome de ovario poliquístico) más que una sorpresa, fue un alivio. Tal cual. Llevaba años luchando contra un acné que no se iba, que solo se escondía tras la ingesta de pastillas anticonceptivas, y que en cuanto intentaba librarme de ellas, los síntomas volvían con más fuerza que nunca.

Por muy triste que parezca, ninguno de los dermatólogos que visité durante mi adolescencia supieron (o más bien no quisieron) darme solución al problema que según ellos se iría a medida que cumpliese años… JÁ. Me río yo de la vocación de algunos médicos y del interés en encontrar la causa real de los problemas de sus pacientes.

Seguir leyendo