PELIGRO ¡¡ESTRÉS!!

Levantarte. Prepararte un café. Vestirte con la camisa del revés. Peinarte. Que se te derrame el café que te preparaste. Cambiarte la camisa. Limpiar el suelo. Preparar la comida que tienes que llevarte. ¡Oh Dios, ya son las 08.00! Coger las llaves del coche, ¿dónde las puse? Salir corriendo al trabajo. Mierda, tráfico. Llegar tarde al trabajo y que la primera frase que escuches en el día sea una perla de tu jefe. Preparar montañas de papeles atrasados. Necesitar un descanso a las 08.30. No tenerlo. Aguantarte hasta las 12.00 y trabajar mientras tanto. Darte cuenta que te dejaste el tupper en casa ¡mierda! Salir del trabajo. Llegar a casa de mal humor. Comer. Fregar. Recoger la lavadora. Tender. Dejarte la merienda preparada para cuando llegues del gimnasio. Terminar papeleo pendiente que no acabaste en el trabajo… ¡¡¡¡¡¡¡¡¡STOP!!!!!!!!!

Seguir leyendo