M(ANT)ENTE POSITIVA

Una de las cosas que me propuse cuando acabé la carrera fue ser más positiva. O más bien, serlo, a secas. Tampoco me he considerado nunca una persona negativa en exceso, de esas que solo se regocijan en lo malo y que no ven más allá de la peor opción, simplemente he tendido a la autodestrucción en determinados momentos.

Seguir leyendo