SOPA SABROSA DE MARISCO Y SALMÓN

Creo que tengo el corazón dividido a partes iguales entre la carne y el pescado/marisco. Disfruto tanto una cosa como otra, sobre todo si están cocinados con cariño y de formas tan saludables como la sopa que os traigo hoy.

Desde pequeña en casa siempre hemos sido de comer pescado prácticamente a diario, pero nunca en forma de sopas o cremas. No fué hasta que me independicé cuando me dio por experimentar nuevas formas de cocinar y nuevos platos que me regalasen momentos culinarios dignos de ser comparados con un orgasmo. Aunque siendo honesta, comer es el mayor placer de mi vida por encima de cualquier otro…

A pesar de que la carne me encanta (y además creo que siendo de calidad es una magnífica forma de nutrirnos pese a esta nueva moda de crucificarla…), a lo largo de la semana son más las veces que como pescado. El omega 3 que nos aporta es un pilar indispensable para mantener un correcto equilibrio de nuestro complejo sistema hormonal.

De hecho, un balance adecuado entre el omega 6 y el omega 3 que consumimos es esencial para contar con un buen ambiente hormonal. Un ratio adecuado de omega 3-omega 6 podría ser 1:1 o 1:2.

Suplementar con omega 3 no es mala idea y puede ser una buena opción en algunos casos. El problema es que la mayoría de aceites encapsulados que encontramos en el mercado suelen ponerse rancios bastante pronto.

Como siempre te digo, la mejor estrategia es consumir la materia prima tal y como nos la da la naturaleza.

Esta sopa es un maldito manjar de dioses. Tiene un sabor es-pec-ta-cu-lar y es una maravillosa opción para llenar tu cuerpo de nutrientes como fósforo, yodo, magnesio y omega 3. Además es alta en proteínas y apenas aporta carbohidratos, perfecta para cualquier almuerzo o cena. ¡Aquí os la dejo!

Sopa sabrosa de marisco y salmón
Escribir un comentario
Imprimir
Ingredientes
  1. Para el fumet
  2. - ½ cebolla
  3. - 10 gr de aceite de oliva virgen
  4. - Cabezas de pescado, espinas, y cualquier resto que hayáis desechado (que no sean tripas). En mi caso, cabezas de salmón, sardinas y merluza, espinas de merluza y piel de salmón
  5. - Cabezas de las gambas que usaremos para la sopa
  6. - Agua, la cantidad que queráis para hacer el caldo, yo usé unos 4 litros, ya que tenía bastante material
  7. - Sal marina
  8. Para la sopa
  9. - 300 gr de salmón fresco
  10. - 300 gr de gamba arrocera
  11. - 400 gr de mejillones
  12. - 400 gr de almejas
  13. - ½ cebolla
  14. - 6-7 dientes de ajo
  15. - 50 ml de vino blanco
  16. - Aceite de oliva virgen al gusto, en mi caso 40 gr
  17. - 2 hojas de laurel
  18. - Azafrán en hebra
  19. - Perejil
  20. - Sal marina
Instrucciones
  1. 1. Para hacer el fumet sofreiremos la cebolla en el aceite de oliva y una vez pochada añadimos los restos que vayamos a utilizar. Sofreímos durante unos 10 minutos a fuego medio-alto y agregamos el agua y la sal al gusto. Hervir durante unos 30-40 minutos, pasar por un colador y reservar.
  2. 2. Aparte haremos al vapor las almejas y los mejillones para evitar que suelten arena en la sopa. Reservar.
  3. 3. Para comenzar con la sopa, sofreímos en una olla la cebolla y el ajo bien picados junto a las hojas de laurel.
  4. 4. Una vez esté dorado el sofrito añadimos las gambas peladas, el salmón troceado en cuadrados, los mejillones sin cáscara y las almejas. Salpimentar y rehogar durante 2-3 minutos con cuidado de que el pescado no se deshaga.
  5. 5. Añadir el vino blanco y dejar reducir.
  6. 6. Una vez ha reducido el vino agregamos la cantidad de fumet que queramos usar para la sopa, el perejil bien picado y el azafrán.
  7. 7. Dejar hervir unos 20 minutos y apartar.
Maria Lunas http://marialunas.es/

Creo que a día de hoy es la receta más rica que he colgado en el blog. Quizás un poco más elaborada que las demás, pero el sabor merece la pena. Si tienes invitados, vas a dejarles con la boca abierta. Puedes agregar unos buenos puñados de arroz y sorpréndeles con una sopa reconfortante y más saludable, IMPOSIBLE.

Incluso si no eres fanática del pescado, el sabor de esta delicia va a calarte hondo. Te aseguro que si le das una oportunidad va a convertirse en un básico de tu cocina y me lo vas a agradecer. ¡Espero que te guste tanto como a mi!

 

Sed felices,

María

También puede interesarte...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *