CARRILLADA AL TOQUE DULZÓN

La semana pasada por tema de trabajo me tocó visitar la casa de una señora mayor muy adorable. Del patio salía un olor celestial que me arrastró a mi infancia con una fuerza brutal, a esas tardes en la cocina de mi abuela donde ella pasaba horas cocinando mientras yo la miraba de reojo preguntándome que sería eso que olía tan bien. Al irme de la casa de esa señora no tuve más remedio que preguntarle qué estaba cociéndose en sus fogones. Ella me respondió muy contenta que eran un guiso de carrillada con mucha verdura y mucho cariño… Sin duda, ese es el verdadero ingrediente estrella de todas las abuelas, el amor que le ponen a lo que cocinan.

Continue Reading

EL DÍA QUE DEJÉ DE CONTAR CALORÍAS…

El día que dejé de contar calorías… Ese día. Lo recuerdo con tanto cariño y terror a la vez… Qué absurdo, ¿verdad? Ni que fuera malo contar calorías o pesar la comida. Con lo buenas que están las chicas que lo hacen, ¿cómo iba a ser eso malo? ¿cómo iba a pensar que podía afectarme contar calorías con lo felices que aparentaban ser esas chicas con cuerpos esculturales?

Continue Reading