LOS MEJORES SUPLEMENTOS PARA EL SÍNDROME DE OVARIOS POLIQUÍSTICOS

Después de llevarme meses y meses investigando sobre el mejor tratamiento para el síndrome de ovarios poliquísticos he llegado a una conclusión clara y de la que no tengo ninguna duda: la alimentación lo es todo. Ni más ni menos.

Obviamente mantener unos buenos hábitos de vida es primordial para patologías de carácter hormonal como es el SOP: hacer deporte, dormir bien, comer correctamente y tener una buena salud mental. No hay trucos, ni incluyo entre estos hábitos tomar la píldora anticonceptiva, por supuesto.

Como siempre digo, NO SOY MÉDICO, pero tras años luchando contra el SOP, me puede permitir el lujo de darte algunos consejos sobre como hacerlo más llevadero sin necesidad de anularte como persona tomando una bestialidad de hormonas artificiales y sintéticas que no hacen más que empeorar el problema y causarte un malestar físico y (sobretodo) mental alucinante.

El cambio de alimentación ha sido, y está siendo, lo único verdaderamente eficaz para mantener a raya mis hormonas. Siempre he comido genial, variado y saludable, pero el SOP requiere de más atención, y en algunos casos no vale con comer sano y variado. Hay que dar un paso más y ser algo más estricta hasta que los peores síntomas reviertan. Aquí tengo un post donde te hablo más en detalle sobre mi caso personal.

El post de hoy está más dedicado a contarte más a fondo los suplementos naturales sobre los que he investigado en todos estos meses de batalla contra el SOP. Evidentemente, esto es muy personal, depende mucho de cada persona y será necesario un estudio específico e individual de cada caso para comprobar cuál o cuáles funcionan mejor según que caso.

No te vuelvas loca y quieras probarlos todos de una sentada, porque no es la solución. Recuerda que los suplementos siempre son una ayuda cuando ya estás haciendo todo lo demás de manera correcta. Investiga y experimenta en tu propio cuerpo, no tengas miedo, es la mejor manera de conocerte y saber que necesitas.

Aquí te dejo mi listado de suplementos favoritos, ligados a estudios científicos que comprueban sus efectos:

1. Vitex Agnus Castus: Conocido como sauzgatillo o árbol casto, fue una de las hierbas usadas siglos atrás para anular el deseo sexual de los jóvenes monjes. En las mujeres no tiene, ni mucho menos, ese efecto, y por el contrario ayuda a conseguir un correcto equilibrio entre las hormonas que conforman el funcionamiento del ciclo.

Es uno de los suplementos más estudiados para tratar los síntomas del síndrome de ovarios poliquísticos, con altísimo porcentaje de éxito entre las chicas que lo toman para regular ciclos, tratar problemas de acné o hirsutismo o incluso en casos de infertilidad.

El vitex estimula la función de la glándula pituitaria, encargada de controlar la liberación de la hormona luteinizante LH. También ayuda a estimular las hormonas implicadas en la ovulación y a normalizar el equilibrio de progesterona.

Algunos estudios, aquí y aquí.

 

2. Maca: Se trata de una planta herbácea nativa de los Andes de Perú. Es un fantástico suplemento para aumentar la energía física y para mejorar ambientes endocrinos que puedan desembocar en problemas de salud como el síndrome de ovarios poliquísticos u otros trastornos hormonales.

Sus usos más comunes están enfocados en mejorar problemas como la infertilidad o la falta de deseo sexual.

Los componentes activos de la maca son las macamidas, alcaloides que actúan en el hipotálamo y las glándulas suprarrenales, ayudando a regular los niveles hormonales y aumentando los niveles de energía tanto a nivel físico como mental. Además de esto está demostrado que la maca tiene la propiedad de aumentar el flujo sanguíneo de la zona pélvica estimulando la potencia sexual.

Tienes un estudio sobre la maca, aquí.

 

3. Saw palmetto: La planta de Saw Palmetto puede prevenir la conversión de la testosterona a la dihidrotestosterona o DHT. Los altos niveles de DHT son en muchos casos de SOP, los responsables de síntomas como el hirsutismo, la alopecia, la infertilidad, los ciclos irregulares o el acné.

La DHT se crea a partir de la testosterona y una enzima denominada 5-alpha reductasa. En casos de mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos los niveles de testosterona y de esta enzima son más elevados y por tanto, se produce más cantidad de DHT, dando lugar a los desagradables síntomas que podemos sufrir las chicas con SOP. El Saw Palmetto ayuda a inhibir la DHT y a mantenerla en unos niveles correctos.

 

4. Berberina: La berberina es una planta usada para la diabetes desde la antigüedad gracias a su alto poder nivelador del azúcar en la sangre.

Las chicas con síndrome de ovarios poliquísticos son propensas a sufrir resistencia a la insulina, y al igual que el picolinato de cromo, la berberina se considera un suplemento clave para regular la glucosa.

Se considera por tanto que este suplemento es capaz de actuar sobre nuestros niveles de insulina para mantener unos niveles correctos que eviten desajustes hormonales.

Más información aquí y aquí.

 

5. Vitamina D3: Ya hablé de la importancia de la vitamina D en este artículo. A diferencia de otros suplementos naturales, la suplementación de la vitamina D debería ser controlada por un especialista para evitar acumulación en el organismo y sus posibles efectos adversos.

La vitamina D es una hormona precursora que ayuda a mantener un correcto ambiente hormonal y que es esencial para evitar los desajustes propios del síndrome de ovarios poliquísticos. Como ya sabréis, la vitamina D, o vitamina del sol, se obtiene de la exposición solar y es estrictamente necesaria para funciones básicas del organismo.

Antes de suplementar con vitamina D es conveniente realizarse un análisis de sangre que determine nuestros niveles, pero es muy común tener déficit en casos de SOP.

Lo ideal es que tomes el sol un mínimo de media hora al día sin protección y que por supuesto, si sospechas que puedes tener bajos niveles de vitamina D, pidas una analítica a tu médico.

Tienes estudios sobre la vitamina D aquí y aquí.

 

6. Inositol: Debido a las fluctuaciones desniveladas de insulina en la sangre, los ovarios son capaces de liberar demasiada testosterona e incapaces de mantener una calidad adecuada en los óvulos. El inositol, o más concretamente, su forma myo-inositol, se relaciona con la calidad de éstos óvulos debido a su poder de incrementar la progesterona, disminuir testosterona y la hormona luteinizante, mejorar la sensibilidad a la insulina y mejorar el metabolismo de carbohidratos.

Varios estudios demuestran que mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos tratadas con myo-inositol experimentaron una marcada disminución de la testosterona e incluso en la presión arterial, además consiguieron mejorar su sensibilidad a la insulina y aumentar la frecuencia de ovulación.

Puedes leer más aquí y aquí.

 

7. Folato: Existe cierto desconocimiento con respecto a la diferencia entre el ácido fólico y el folato. Este último es la forma que tu cuerpo necesita para funcionar correctamente, ya que es la forma natural en la que se presenta en los alimentos, y por tanto, la forma óptima para ser absorbida. El ácido fólico sin embargo es una forma artificial de esta vitamina, imposible de absorber por un altísimo porcentaje de mujeres.

El síndrome de ovarios poliquísticos está asociado con altos niveles en sangre de homocisteína. Esto se ha relacionado con problemas cardíacos o trastornos indocrinos como hiperinsulinemia. Algunos estudios muestran como el tratamiento con folato ayuda para regular estos niveles y evitar posibles patologías futuras.

Puedes leer más sobre el tema aquí.

 

8. Combo zinc y magnesio: Ya hice un post específico sobre el zinc y el magnesio, lo tienes aquí. Sin duda un combo estrella a la hora de equilibrar los desajustes hormonales provenientes del SOP o cualquier otro trastorno hormonal.

 

9. Selenio: El selenio es un mineral esencial cuyos bajos niveles se asocian con el síndrome metabólico y la diabetes, dos condiciones muy ligadas con el síndrome de ovarios poliquísticos. Niveles bajos de selenio están relacionados con el aumento de las hormonas masculinas y la LH.

Varios estudios demuestran que tras 8 semanas de suplementación con selenio se obtuvieron resultados como una tasa más elevado de embarazos y disminución de síntomas como acné, hirsutismo o alopecia.

Además de esto, el selenio tiene la capacidad de proteger el sistema tiroideo del estrés oxidativo y es esencial para regular sus niveles hormonales.

Lee más sobre ello en los siguientes estudios: aquí y aquí.

 

10. Omega 3: La alimentación y el estilo de vida actual hacen que los niveles de omega 3 ingeridos sean infinitamente menor a los necesarios. Vivimos en un ambiente inflamatorio, donde todo invita a nuestro organismo a vivir en constante estado de inflamación.

La carne de animales no criados al aire libre, los huevos de gallinas no criadas en libertad o un excesivo consumo de frutos secos hacen que el ratio omega3/omega 6 no sea el adecuado, creándose un estado de inflamación crónica que puede generar problemas de salud.

Un estado inflamatorio alargado en el tiempo provocan desajustes hormonales que pueden generar infertilidad irreversible y problemas de salud mucho más serios. El síndrome de ovarios poliquísticos se caracteriza por empeorar en ambientes inflamatorios.

El omega 3 es uno de los suplementos clave si queremos revertir los síntomas del SOP, ya que tiene un increíble poder anti-inflamatorio en el organismo que ayuda a estabilizar y reequilibrar el sistema hormonal reproductivo.

Lo ideal es consumir el omega 3 de sus fuentes naturales, idealmente de pescados pequeños como sardinas y boquerones. Los suplementos de aceites de pescado suelen enranciarse pronto y pierden todo su efecto a pesar de ser caros.

Puedes leer algunos estudios aquí y aquí.

 

11. Probióticos: Ya hablo en estos dos posts (aquí y aquí) sobre la importancia de mantener una correcta salud intestinal para evitar problemas severos y para mejorar patologías de índole hormonal como en este caso el SOP. Te recomiendo que les eches un vistazo par saber un poco más sobre ellos.

Los probióticos son bacterias vivas presentes en nuestro sistema digestivo capaces de manejar nuestro sistema inmune y de curar depresiones, alergias, desajustes hormonales e incluso problemas mentales.

Tener una correcta salud gastrointestinal no solo ayuda en la digestión y absorción de nutrientes si no que es completamente imprescindible para regular el sistema hormonal, eliminar desechos o luchar contra patógenos externos.

Puedes consumir alimentos fermentados como el kéfir o el chucrut, o puedes hacerte con un buen suplemento de calidad, con una buena cantidad de cepas, que te facilite la tarea. Lo ideal es que sean cepas con respaldo científico, en cantidad elevada de al menos 5-6 billones por toma y que contenga lactobacilos y bifidobacterias.

Te dejo varios estudios aquí, aquí y aquí.

 

Espero que este post te haya resultado útil y que te invite a investigar más a fondo sobre aquellos suplementos que te interesen más. Si crees que puede servirle a alguna amiga o familiar que sufra de síndrome de ovarios poliquísticos puedes compartirlo para que se informe un poco más sobre estos suplementos prometedores. Nos vemos en el siguiente post 😉

 

Sed felices,

María

También puede interesarte...

1 comentario

  1. Llegué indagando más y más sobre lo mismo, te felicito por el post, muy didáctico e interesante. Yo también lo sufro, he probado el vitex y no siento grandes cambios, estoy planteandome el combinarlo con el omega3 y saw palmetto. Tomas todos esos suplementos de forma diaria? Saludos María

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *