GUARNICIÓN TEMPLADA DE COL Y MOJO PICÓN

No es un secreto que soy fan fanática de cualquier tipo de col: blanca, morada, de Bruselas… Cocinados de cualquier forma y a cualquier hora. Las como casi a diario y no me aburro de ellas.

La col es una maravillosa forma de tomar ácido fólico (vitamina B9), micronutriente necesario para una gran cantidad de funciones en el organismo: regeneración cutánea y celular en general, protección cardiovascular e incluso prevención de cáncer, anemia o estados depresivos.

Si estás embarazadas es una vitamina especialmente importante para ayudar a prevenir los defectos de la médula espinal o el cerebro del bebé.

Mi otro gran punto débil son las espinacas, vegetal altísimo en hierro y calcio, pero con alto contenido en oxalatos. Los oxalatos son sustancias presentes de manera natural en algunos alimentos que impiden la correcta absorción de minerales y pueden llegar a general piedras en el riñón a aquellas personas que por genética son propensas a ello.

Por supuesto no se trata de no comer espinacas. Lo importante es saber como cocinarlas en función de la cantidad que vayamos a consumir. Para un plato completo de espinacas, será mejor hervirlas y dejar la mayor parte de oxalatos en el caldo de hervido.

Como siempre digo, nada de volverse loca. Lo bueno de las espinacas crudas es que mantienen todas sus vitaminas y minerales intactos, así que no pasa nada por comer un manojo crudo en ensalada cuando te apetezca. Peligroso es un Donut, no un puñado de verde.

Y sin enrollarme más, te dejo una receta que está bien cargada de micronutrientes de los buenos. Es un buen chute de vitaminas A, C, E, K, B6, B9 y minerales como hierro y calcio. Además el ajo es el antibiótico natural por excelencia. Una joyita para tu salud y una joyita para tu paladar (incluso si no te gustan las verduras 😉 ).

Guarnición templada de col y mojo picón
Escribir un comentario
Imprimir
Ingredientes
  1. - ¼ de col morada cortada muy fina
  2. - 2 zanahorias ralladas
  3. - ¼ de cebolla morada
  4. - 100 gr de espinacas
  5. - 3 dientes de ajo
  6. - 30 gr (dos cucharadas) de aceite de oliva virgen extra
  7. - Sal marina
  8. Para el mojo picón
  9. - 2-3 dientes de ajo (o al gusto)
  10. - 1 guindilla
  11. - 1 cucharada de vinagre
  12. - 1 cucharadita de sal marina
  13. - 1 cucharadita de comino en grano
  14. - 1 cucharadita de pimentón dulce
  15. - 150 ml de aceite de oliva virgen
Instrucciones
  1. 1. En primer lugar vamos a cortar la zanahoria, la cebolla y la col lo más fina posible. Aliñar con un poco de sal y una cucharada de aceite de oliva. Apartar.
  2. 2. Por otro lado hervir las espinacas y escurrirlas bien.
  3. 3. En una sartén rehogar el ajo y cuando esté bien dorado apartaremos 4-5 láminas para decorar. Luego agregar las espinacas hervidas y dejar cocinar unos 5-7 minutos a fuego medio alto.
  4. 4. Para el mojo picón batiremos todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea.
  5. 5. Para servir colocaremos una base de la ensalada de col, una porción de las espinacas rehogadas, las láminas de ajo que apartamos y una cucharadita o dos de la salsa.
  6. 6. ¡A disfrutar!
Notas
  1. Es una guarnición ideal para acompañar cualquier tipo de carne o pescado a la plancha.
Maria Lunas http://marialunas.es/

Receta que tendrás lista en 10 minutos y que queda genial incluso como relleno vegano de unos crêpes o tacos. Aguanta unos días en la nevera y es muy fácil de transportar si tienes que comer fuera de casa. Espero que la disfrutes y me cuentes si la pruebas.

 

Sed felices,

María

También puede interesarte...

2 comentarios

  1. Esta manera de cocinar me recuerda muchisimo a mi madre! Que pinta tiene todo y cuanta razon tienes en que lo peligroso es un donut, no unas espinacas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *