¿ALGUIEN DIJO GRASAS?

Cuando son las grandes multinacionales las que respaldan los estudios científicos, pueden llegar a ocurrir cosas terroríficas. Para muestra un botón…

¿De verdad me están contando que tengo que inflarme a pasta y pan todos los días pero el aceite de oliva me lo comparan con los pasteles o golosinas? ¿Tengo que consumir más cereales que vegetales? ¿Qué está pasando aquí?

Seguir leyendo

AYUDANDO A MIS HORMONAS: ZINC + MAGNESIO

Muchas ya sabréis, incluso algunas habréis vivido en persona, lo que cuesta a veces tener las hormonas en orden y relajadas. Comer correctamente, hacer ejercicio, dormir bien, evitar ciertos alimentos, no ser asiduas a consumir comida que haya estado en contacto con plástico mucho tiempo, no comer alimentos enlatados a menudo… Y un largo etcétera que te hacen pensar que tu sistema hormonal está escrito en un idioma que nadie ha descifrado aún.

Seguir leyendo

PELIGRO ¡¡ESTRÉS!!

Levantarte. Prepararte un café. Vestirte con la camisa del revés. Peinarte. Que se te derrame el café que te preparaste. Cambiarte la camisa. Limpiar el suelo. Preparar la comida que tienes que llevarte. ¡Oh Dios, ya son las 08.00! Coger las llaves del coche, ¿dónde las puse? Salir corriendo al trabajo. Mierda, tráfico. Llegar tarde al trabajo y que la primera frase que escuches en el día sea una perla de tu jefe. Preparar montañas de papeles atrasados. Necesitar un descanso a las 08.30. No tenerlo. Aguantarte hasta las 12.00 y trabajar mientras tanto. Darte cuenta que te dejaste el tupper en casa ¡mierda! Salir del trabajo. Llegar a casa de mal humor. Comer. Fregar. Recoger la lavadora. Tender. Dejarte la merienda preparada para cuando llegues del gimnasio. Terminar papeleo pendiente que no acabaste en el trabajo… ¡¡¡¡¡¡¡¡¡STOP!!!!!!!!!

Seguir leyendo