LO QUE EL FITNESS MODERNO NOS HIZO CREER

Hace algún tiempo que quería hablar sobre mi visión acerca de cómo el fitness moderno es capaz de ejercer de molde en la sociedad actual, sobre todo en lo referido a chicas jóvenes que están empezando a moverse por el mundo de la vida saludable en busca de unos abdominales de hierro.

Como siempre digo, la industria es un gran monstruo capaz de transformar lo más banal en algo completamente necesario para vivir y poder estar en la onda de todas esas chicas que vemos por las redes sociales.

Todas comenzamos creándonos un perfil de Instagram para poder absorber la máxima motivación posible y seguir con nuestro objetivo hasta el final de los tiempos sin dejarnos las ganas por el camino.

Continue Reading

LA DIETA EVOLUTIVA

Una de las cosas que más me cuesta desde hace tiempo es explicar “por qué como cómo como”.

Hay gente que adora hacer preguntas incómodas en cuanto se da cuenta que llevas una manera de alimentarte diferente al resto de los humanos que conoce. Y lo que es peor, se escandaliza cuando dices que no comes pan/pasta o que has decidido no tomar lácteos.

Enseguida empieza la retahíla de frases como:

  • ¡Uy! A mi el pan del desayuno que no me lo quiten.
  • ¡Pero si las grasas son malísimas!
  • Pues no sabes lo que te pierdes… Con lo corta que es la vida.
  • Niña, hay que comer de todo, anda cómete un trozo.
  • ¿Te pongo pastel? ¡Si por un pedazo no pasa nada!
  • Estos jóvenes de hoy en día, están obsesionados con el físico.

Continue Reading

LA COMIDA NO HACE TRAMPAS + RECETA EXPRÉS

Una de las costumbres más arraigadas de la nueva versión de “la vida sana” es la famosa comida trampa o cheat meal. Cualquier persona que haya seguido una dieta determinada seguramente sepa que la supuesta regla de oro para “no caer en ansiedades” es salirte de la dieta por todo lo alto en una comida que está perfectamente planeada.

Continue Reading

¿COMES DE MANERA CONSCIENTE?

Es cada vez más común estar mirando la televisión o el teléfono móvil mientras comemos. La gente ya no mira su plato o a su acompañante; ya no se disfruta del olor de la comida, de sus colores. Ha dejado de sentirse el sabor de una manera consciente.

Comer se ha convertido en un acto en segundo plano. A veces, incluso en tercero. Cada vez comemos de forma más impulsiva, desaprovechando con ello la oportunidad de hacer crecer y mejorar nuestra relación con la comida y por tanto, con nosotros mismos.

Continue Reading